miércoles, 8 de junio de 2016

Moulay

Cuando la ciudad insiste
y la canícula amenaza
cuando la almohada es insomne
o  la idea platónica de una suegra
cuando no queda ya sino mirar atrás
y ver solo unos despojos
o cuando es tan tarde
que el sol brilla a mediodía
Apenas puebla una célula
la gran cabeza del mundo

Ha llegado así el momento
de volar hacia Occidente
donde las horas son inciertas
y el océano una unidad de medida
donde la religión es la ola de media luna
y los felices fieles respiran
como niños saliendo del agua
donde es un derecho abrirse el torso
y repartir peces  en la orilla
y contribuir con sangre a la tragedia
y reinventar el firmamento
hasta desaparecer completamente
al menos unos días





No hay comentarios: