sábado, 8 de septiembre de 2012

miss mondo noventanove



El cielo hacía esfuerzos para protegernos de las horas
y extendía el gris por encima de provincias y gasolineras
las chicas se volvían cuando doblábamos las esquinas
y el viento era solo un fenómeno atmosférico
los perros ladraban sólo cuando pasaba el tranvía.
Tu pelo era la única  unidad de medida
y las estaciones y los relojes marcaban goles
que bien valían un campeonato del mundo de geografía.

Los portales también eran enormes salas de fiesta
el año en que todos fuimos  Miss Mondo Noventanove


No hay comentarios: