miércoles, 25 de abril de 2012

incapacidad laboral transitoria



Hoy me duelen las piernas
como si todo fuese tal vez nada
y  la nada,
una sucesión de segundos
que alguien cuenta hacia atrás.
Hoy me duele la carne
que me amputaron al crecer
y siento que no siento
las lunas que giran por nosotros.

Desde que los relojes no son de plástico
apenas he ido a sacar a pasear la tristeza.

No hay comentarios: