miércoles, 15 de febrero de 2017

Moulay II

Noche

Un niño  baja a la playa
y borra sus huellas
-con levedad-
como quien renueva  el pasaporte
o apuñala a su vecino
Las estrellas avanzan la victoria
y profetizan  el final de las especies

En Moulay está escrito en cada piedra:
el mundo volverá a ser infinito

Y el Atlántico
-motor extraordinario-
aullará  dentro del pecho
como una manada de lobos
Y los alisios
-redentores eólicos gratuitos-
limpiarán la conciencia de los hombres
y nos devolverán a la semilla